¿Es porque soy negro? El INEGI te da la respuesta

¿Es porque soy negro? El INEGI te da la respuesta

Las declaraciones de Julio A. Santaella‏, en su twitter, destruyeron los corazones de todos los morenos que se habían comprado aquella  frase de superación personal dicha por Will Smith en la película «The Pursuit of happyness»
-Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo….

Casi como una frase motivacional de Cuauhtemoc Sánchez pero a la inversa, el twitter del  presidente del INEGI hizo eco en la población, dejando claro que entre menos negro seas, mejor te va ir en la vida. Suena mal, se lee mal,  es políticamente incorrecto afirmarlo, pero es verdad.

El boletín del INEGI abarca muchos más factores (puedes leerlo AQUÍ), si bien es cierto que el tono de piel refleja un cierto status en la población, no es el único que afecta a las condiciones laborales de cada individuo. Lo chistoso de esto, es que en serio tenemos en un mal concepto a la gente  morena, y esto se incrementa conforme más oscura es su piel,  fingimos que no pero desconfiamos de nuestros semejantes (sí, semejantes, porque seguramente tú que me lees, no eres blanco como la leche), nos reímos  y hacemos chistes de «que hace un blanco/negro mirando el periódico», incluso realizamos experimentos sociales para reafirmar el hecho de que las personas malas, las que roban, las que matan,  son las de piel morena.

Y lo peor de todo esto es que tenemos razón. Sin embargo, es estúpidamente  evidente, vivimos en un país de latinos.La probabilidad de que una persona de rasgos nórdicos te robe la cartera, es igual a la de ver  a un Pingüino emperador  caminando solo por la calle.

Nadie lo admitirá, pero  ahora que el INEGI ha reafirmado el estereotipo «racista»  que tenemos de nosotros mismos, seguramente  empezaremos a tener moditas idiotas para enaltecer el color de piel, algo así como un nigga friendly,  donde todos amemos a los morenos como si fueran Pugs. Incluso hasta podríamos elegir a un presidente moreno sólo para sentirnos bien con nosotros mismos, como pasó con Obama.

Quizá ahora esto se convierta en un movimiento social donde los morenos luchemos por mejores prestaciones y exijamos tratos igualitarios con los blancos,  quizá  marchemos para que dejen de vernos como objetos peligrosos de los cuales deban huir, o quizá sólo sea una encuesta más,  sin tendencias racistas.

Lo cierto es que si estas cansado de fracasar a cada paso que das,  si sientes que  no te respetan lo suficiente en tu trabajo,  si siempre  has sacado malas calificaciones en la escuela, o  si piensas que lo que ganas no corresponde al esfuerzo que haces, ya puedes darle las gracias al INEGI, porque a partir de hoy puedes  culpar a tu color de piel por estas y otras desgracias de tu vida, basta  con mirarte al espejo cada que estés deprimido y preguntarte: ¿Es porque soy negro?

Y la respuesta vendrá por sí sola…

[wp_ad_camp_1]

Anterior
Sense 8 y las orgías mentales
siguiente
La hamburguesa posimposible que le gusta a Google
Regresar
COMPARTIR

¿Es porque soy negro? El INEGI te da la respuesta