LETO: Una bonita referencia musical que intenta contar una historia

LETO: Una bonita referencia musical que intenta contar una historia

¿De qué trata?

Un músico consagrado dentro de la escena clandestina del rock en Leningrado, conoce a un prometedor compositor, a quien le enseñará el camino del éxito dentro de la música, mientras que la esposa del primero comienza a sentir atracción por el segundo.


Leto es una película filmada en blanco y negro estrenada en el 2018, que nos sumerge en la vida de Viktor Tsoï, compositor y líder de la banda Kino, quien poco a poco empezará a conseguir fama dentro del mundo del rock clandestino en Leningrado, todo gracias a la tutela de  Mike Naumenko, un consagrado artista y fundador de la respetada banda Zoopark.

Durante esta relación de alumno y tutor, se fortalecerán vínculos entre ambos artistas y entre la esposa de Mike, quien empieza a sentirse atraída por el protegido de su esposo. Afortunadamente, tal como se asegura de repetirlo un esporádico narrador que rompe la cuarta pared, nada de esto pasó en realidad y sólo es una historia de ficción que toma como inspiración a dos grandes músicos de la extinta Unión Soviética.

Pero no sólo el trio amoroso no pasó; cada grito, cada baile, cada canción cantada sin la aprobación del gobierno no pasó, Leto es un constante recordatorio de la prohibición y de cómo el rock fluye como el agua, controlado pero incontenible ante cualquier fisura.

En la historia Mike es un poderoso ícono del rock, su casa está llena de discos prohibidos, los cuales traduce para compartir las letras con las nuevas generaciones curiosas y hambrientas de música nueva; por otro lado, Viktor es un artista hábil como dibujante, pésimo escultor, pero excelente compositor. Ambos darán vida a esta película, llena de clichés sobre el camino del “éxito”, y de paso tendremos un triángulo amoroso que solo servirá para mantener a flote una trama que se hunde entre covers mal hechos de éxitos de bandas como Talking Heads, Blondie e Iggy Pop.


La película está llena de referencias al punk y rock, diálogos que prácticamente son las letras de algunas canciones, escenas y caracterizaciones que te recordarán a grandes íconos de la música, como  Bowie, Iggy Pop, Lou Reed, Taling Heads, Blondie, Sex Pistols, etc., incluso hay un breve momento donde el director hace un tributo a las portadas más emblemáticas.


Sin duda la película es una carta de amor al rock, pero una carta mal escrita que se pierde en una historia de éxito mal contada,  y que infortunadamente se intenta sostener dentro del “drama” de un triángulo amoroso que no termina de convencer, sencillamente porque no existe química entre los personajes, sólo son situaciones incidentales que los llevan a convivir creando de manera forzada una insípida “tensión” sexual.

Si bien, la cinta nos atrapa por la música, la historia nos suelta cada que las guitarras dejan de sonar, ni siquiera el personaje que rompe la cuarta pared logra despertar un genuino interés al espectador por la vida real o ficticia de Viktor, Mike o la esposa de este último.

Si pudiera resumir a Leto en una metáfora que la defina mejor, diría que es como un plato de arroz sin sazón, recubierto con una deliciosa salsa (que es la música) y que al mezclarlos no sabe mal, pero entiendes que no volverás a comerlo.

Lo bueno
¡La música!

Lo malo
El triángulo amoroso

Lo peor
Dura demasiado y tiene mucho material visual de relleno que no aporta mucho a la poca trama que tiene la cinta.

The Breakdown

70
¿Debería verla? Si,  es un bonito experimento “musical” para disfrutar una sola vez.
Historia 50%
Producción 80%
Reparto 80%

Anterior
Se cae Google Calendar y a nadie le importa
siguiente
La misma otra casa de papel.
Regresar

La vida vista con ironía.
BlogPodcastTiendita
Acerca deContacto

COMPARTIR

LETO: Una bonita referencia musical que intenta contar una historia