La misma otra casa de papel.

La misma otra casa de papel.

¿De qué trata?

Un grupo de ladrones multimillonarios que viven en austeridad, deciden reunirse para robar la reserva del oro de España, con el pretexto de salvar a uno de sus compañeros


La casa de papel fue un fenómeno que le dió vida a España en el mundo de las series de televisión, Habrá quien diga que ya existían algunas series sobresalientes, pero lo cierto es que lo único medianamente destacable era su novela de Merlí y su versión de Orange Is the New Black, llamada Vis a Vis, pero no conseguían los picos de audiencia que tuvo el proyecto de Álex Pina, quien por cierto también es el creador de Vis a Vis.

En esta tercera parte, volveremos a reencontrarnos con todos los sobrevivientes del atraco de la casa de moneda y timbre, haciendo su vida prácticamente en la clandestinidad, pues el gobierno de España vigila cada lugar del planeta para poder encontrarlos. Pero no todo puede ser felicidad en la pobreza casual, Tokio comienza a aburrirse de vivir en el paraíso (cómo ella lo describe) y decide abandonar a Rio en una isla desierta, no sin antes darle un teléfono por el cual pueda continuar con su enfermizo apego emocional hacia ella, ocasionando con esto, que el gobierno rastree la llamada y tomen como prisionero al joven hacker que irónicamente no sabía que podían hackear sus teléfonos para encontrarlos.

via GIPHY

La situación es que el gobierno de España no está nada contento y en lugar de enjuiciar a Rio, lo mantienen en «algún lugar de la mancha cuyo nombre no quiero recordar», quiero decir, en algún sitio misterioso para poder torturarlo y sacarle información de donde está el profesor. Entonces, el profesor que tiene planes para cualquier cosa que pase en el mundo, decide reunir de nuevo a todo el equipo y salvar a Rio de la única manera posible… Robando la reserva nacional del oro de España.

via GIPHY

La serie vuelve a repetir, no solo al casting original, sino la idea y ejecución de la trama anterior, nada nuevo nos sorprende porque no hay nada nuevo de que sorprenderse, las situaciones se resuelven fácil para meternos de lleno al banco de España, el bunker donde se desarrollará la historia tal cual como la ves anterior. pero con algunos personajes nuevos de los cuales poco o nada se sabe, a pesar de formar parte de la banda.

El único sobresaliente es «Palermo» (Rodrigo de la Serna), quien será el sustituto de Berlín en esta entrega, pero a pesar de su personalidad explosiva y su cinismo, no logra trasmitir la fuerza y empatía que trasmitía Pedro Alonso en su personaje de Andrés de Fonollosa. Pasa lo mismo del lado de los policías, quienes integran a Najwa Nimri (Los amantes del circulo polar) y que es desperdiciada en un papel insustancial, visualmente atrayente pero sin aportaciones sobresalientes durante toda la trama.

La serie funciona porque es tal cual como las temporadas anteriores, no evoluciona, se mantiene  interesante, ante la curiosidad de encerrarte para robar un banco, pero llega el momento donde se vuelve repetitivo, es incluso un poco cansado volver a ver al Profesor siendo previamente resolutivo ante cualquier eventualidad, como si tuviera el poder de la predestinación  para saber exactamente como actuar en cada momento, aún si la sircustancia estuviera fuera de su control.

Lo bueno
Siempre es entretenido ver un atraco y cómo se desarrolla.

Lo malo
El desperdicio de Najwa Nimri y Rodrigo de la Serna, en papeles estereotipados que no generan empatía.

Lo peor
¿Si tenían el dinero para  poder hakear las comunicaciones de todo el gobierno español, no era más fácil averiguar dónde estaba Rio y rescatarlo, en lugar de arriesgar sus vidas y las de los rehenes en un nuevo atraco?.

The Breakdown

50
¿Debería verla? Si, Es entretenida como lo fue la primera y segunda parte.
50%

 

Anterior
LETO: Una bonita referencia musical que intenta contar una historia
siguiente
The Boys; los superhéroes que no son tan supers
Regresar
COMPARTIR

La misma otra casa de papel.