Downsizing: Una pequeña gran basura

Downsizing: Una pequeña gran basura

[wp_ad_camp_1]

¿De que trata?

Luego de que científicos descubren como reducir a las personas de tamaño, un hombre quiere mejorar su patética vida haciéndose pequeño pero termina trabajando para una vietnamita, limpiando departamentos y viajando a una comunidad hippie.
_________

 

 

 

La película está dirigida por Alexander Payne, un director que hace maravillas con poco presupuesto,  pero que al parecer, el dinero lo vuelve incompetente para contar historias, como en el caso de Downsizing.

 

Es protagonizada por Matt Damon, quien aburrido de su triste y común vida, decide reducir su tamaño junto con su esposa para darse una vida de lujos y de paso ayudar al ecosistema, reduciendo su huella de carbono. Pero  como todo debe salir mal, su esposa se arrepiente de reducir su tamaño y deja al pobre diablo solo,  quien  luego del divorcio, no le queda otra que vender su diminuta mansión y mudarse a un departamento de soltero.

Luego de eso, conoce a su vecino, el clásico wey que todos odian por que arma fiestas todos los días, con un chingo de mujeres, drogas y alcohol. Ya sabes, los placeres terrenales y mundanos  que todos tus vecinos detestan pero que en el fondo desean.

Ese personaje resulta ser Christoph Waltz,  quien  por alguna razón, desperdicia su talento en esta cinta, sirviendo únicamente como punto de anclaje entre  el miserable Matt Damon  y una vietnamita de mal caracter que habla chistoso y le falta una pierna.

El buen Matt Damon, fetichista y amante de las excentricidades, le rompe la pierna de palo a la  mujer cuando intenta ayudarla, por lo que termina trabajando para ella.  Hasta que nuevamente Christoph Waltz aparece en escena y les propone un viaje a la primera comunidad reducida, la cual resulta ser como una secta de hippies que planean  sumergirse en las profundidades de la tierra para luego resurgir como los últimos hombres vivos, pues según ellos y no Donald Trump, ya nos llevó el carajo a todos por el cambio climático.

Como te podrás imaginar, la Vietnamita y el aburrido Matt se enamoran, y ella le enseña que lo hermoso de la vida es ayudar a  los pobres, regalándoles las cosas que los ricos ya no quieren en sus refrigeradores y no intentar cambiar el mundo.

La película es aburrida como el informe de gobierno de Peña Nieto,   y el trabajo de los actores es tan desperdiciado, que al mismo  Neil Patrick Harris  se le nota  decepcionado durante sus 5 minutos en pantalla.

La idea no llega a convencer, de hecho no llega ni siquiera a formarse, es muy bonito pensar en lo que puede pasar al reducir de tamaño a toda una comunidad, pero la historia parece ignorar eso, en su lugar, nos ofrece un cliché de amor entre dos personas de culturas distintas y el fácil pero racista recurso de ridiculizar  a los personajes extranjeros, al punto de casi convertirlos en una versión  alterna de Chita y Tarzan.

Lo bueno:
Ver la integración entre personajes de diferentes tamaños y las comunidades pobres que adaptan el entorno para vivir dentro.

Lo malo:
La historia.

Lo peor:
La vietnamita explicando los 5  tipos de sexo que dan los gringos.

The Breakdown

3.5
No, es aburrida, es tonta y no te sorprende en ningún momento.
Historia 0.5
Producción 5.0
Reparto 5.0


[wp_ad_camp_1]

Anterior
IT: El club de los perdedores y esa cosa fetichista
siguiente
Mi P**a opinión sobre The End of the F***ing World
Regresar

La vida vista con ironía.
BlogPodcastTiendita
Acerca deContacto

COMPARTIR

Downsizing: Una pequeña gran basura