GLOW: Cosificando el empoderamiento femenino.

GLOW: Cosificando el empoderamiento femenino.

[wp_ad_camp_1] ¿De qué va?

Un grupo de modelos, actrices, bailarinas y mujeres desempleadas son contratadas por un director  de películas de bajo presupuesto para  participar en una serie de televisión, donde serán  estereotipadas en personajes de ficción que subirán a un ring para pelear en un show de lucha libre llamado  GLOW: Gorgeous Ladies of Wrestling.

La estrafalaria historia es real: en 1986 un grupo de mujeres ridiculizaron (aún más) la lucha  libre y convirtieron el deporte en un espectáculo cómico y  entretenido que duró 4 temporadas, desafortunadamente para ellas,  la crisis financiera las alcanzó y  en 1991 tuvieron que decir adiós con un especial llamado Canvas Carnage, del cual honestamente no sé nada.

Si quieres ver el piloto de la serie original puedes hacerlo desde aquí, dura 57 minutos, así que si tienes tiempo, date, y sigue leyendo después…

Casi todos los personajes tienen un gran carisma dentro y fuera del ring, la diversidad es primordial y los chistes de clases y razas son quizá la parte más divertida. Sobre todo a la hora de rendir tributo a los personajes originales de la serie de los 80. Un ejemplo claro es Machu Pichu, que por su apariencia y tamaño deciden darle ese nombre, tal como se hizo con Montaña Fiji, que, bueno, una imagen lo ejemplifica mejor.

La serie es una comedia con tintes emocionales, chistes misóginos, lucha libre de la mala y estereotipos divertidos, algo que no hay que tomarse en serio pero que no por eso no deja de estar bien hecho. Cada capítulo dura alrededor de 30 minutos, y aunque aveces flaquean por las partes emocionales, sabe mantenerte frente a la pantalla.

Los personajes de Ruth (Alisson Brie) Debbie (Betty Gilpin) y Sam (Marc Maron) son los que más aportan a la serie, pero no todo el peso  recae sobre ellos;  Chris Lowell, quien  hace el papel de Sebastian ‘Bash’ Howard, el joven millonario obsesionado con la lucha libre, hace un excelente trabajo  cada que aparece a revitalizar la serie.

Sin embargo, hay personajes olvidables como Sheila La Loba, quien parece una darketa vagabunda con problemas de depresión, tan aburrida que ni siquiera recuerdo si la vi pelear. Y que al contrario de su alter-ego de la vida real, Demencia, quien  convertía cada pelea un un gran espectáculo, apareciendo en el ring siempre con camisas de fuerza, enjaulada o con un hacha en la mano.

Glow es una buena serie para pasar el rato y nada más, no vas a encontrar nada que te sorprenda o te haga desear más, pero bien puede  venir una segunda temporada que seguramente vas a querer ver.

Lo bueno:
Betty Gilpin  y el personaje de Marc Maron.

Lo Malo:
Poca acción sobre el ring.

Lo peor:
No tiene suficientes escenas de Betty Gilpin.

The Breakdown

8.2
Si,  tiene mucha fluidez y algunos personajes son muy entretenidos
Historia 7.5
Producción 8.0
Reparto 9.0



[wp_ad_camp_1]

Anterior
Netflix saca la basura y cancela Girl Boss
siguiente
Okja: Ricos súper cerdos transgénicos.
Regresar

Últimas entradas

Desde hace varios minutos la plataforma de Google para organizar tu agenda y tareas del día a día ha colapsado, y solo muestra una pantalla que dice: Not Found Error …

No hay comentarios
No hay comentarios
No hay comentarios
No hay comentarios
COMPARTIR

GLOW: Cosificando el empoderamiento femenino.